Nacer sin estrés

El privilegio de nacer sin estrés y dar a luz sin prisas

Hace ya 35 años que me convertí en madre. Elegí parir en casa porque deseaba vivir este momento trascendental de una manera más consciente proporcionándole a mi hijo una acogida amorosa y sin violencia. La experiencia resultó ser más intensa a nivel físico y emocional de lo que había imaginado, simplemente como tenía que ser. La experiencia real que me tocaba vivir. Un contacto profundo con mi cuerpo, mis sentimientos, mis miedos y mis fortalezas.

Descargar en PDF: Nacer sin estrés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>